Alberto del Río: ¿El primer año más exitoso en la historia de WWE? (via Superluchas.net: Lucha Libre, MMA y Wrestling)

epic

Alberto del Río: ¿El primer año más exitoso en la historia de WWE? En sólo un año, el excampeón CMLL, Alberto del Rio, ha ganado el Royal Rumble, el Money in the Bank y el WWE Championship (primer mexicano en lograrlo), ademas de otros reconocimientos, como el de "Personaje del año" por parte del Wrestling Observer Newsletter, o llegar al top10 de PWI. Revisemos que … Read More

via Superluchas.net: Lucha Libre, MMA y Wrestling

Life’s too short, isn’t it?

Indeed.

 

well ladies and gentleman, we’re back…

 

Es correcto, ya había pasado bastante tiempo para que yo pudiera regresar a escribir otra de mis mágnificas y suculentas anécdotas que posiblemente a nadie le importe un comino. Dentro de una explicación que ni yo mismo puedo externar, el conocido y famoso tono ácido que me caraceriza está de alguna forma ausente en el post de hoy, por ende, creo que sonaré bastante raro, a comparación de mis últimos escritos crípticos y altamente melancólicos.

Una nueva etapa ha llegado a mi vida… Un nuevo ciclo en el que las cosas sin duda cambian y se vuelven más laboriosas en comparación a otras facetas de mi joven vida. En realidad, mientras escribo esto, me siento asombrado y un tanto ávido de desglosar mis últimas experiencias en el mundo de los niños grandes, sin embargo, creo que dejaría un enorme hueco en mis resúmenes mentales si no hicese referencia a los meses que precedieron mi gran salto al mundo de los profesionales. En efecto, surgieron enormes cambios y decisiones que sin duda tuve que tomar para poder llegar al punto -un tanto vago y solitario- en el que me encuentro el día de hoy.

Comenzaré esta retrospección con mi turbulento y afamado viaje por el mundo de los bachilleres… Creo yo,que no habían pasado ni dos semanas tras haber acabado esta faceta cuando me encontraba en una de esas acaloradas disputas con la progenitora acerca de qué me deparaba para mi vida profesional. Entre esos argumentos, insultos, y osadías, surgió el tema de la entrada a la vida laboral, partiendo del hecho de que había recibido llamadas de cierto lugar, buscándome con el fin de ofrecerme una oferta de trabajo.

El tema estuvo en el aire por unos días, en las famosas disputas que sustuve con esta entidad en esa semana… La idea no me fascinaba del todo, pero haciendo memoria, accedí tomando en cuenta que ya había prometido buscarme un trabajo si es que deseaba continuar con el tipo de vida al cual me había familiarizado. Sucedió todo tan rápido… tan rápido como una llamada una mañana, pidiendo informes sobre la famosa oferta laboral y los múltiples beneficios que trairía consigo. Accedí a realizar una visita a la organización, para ser entrevistado y participar en una actividad que determinaría si sería o no, candidato para entrar a la organización.

La famosa visita terminó siendo algo mucho más complejo ( a primera vista) de lo que tenía en mente como un simple proceso de reclutamiento. No sólo consistió de la clásica y clichesca conversación entre dos personas, que más bien era una indagación sobre la vida, el espectáculo consistió en una venta en vivo, una cita enfrente de los jefes generales de la empresa, una discusión, y una serie de exhibiciones a mis ya de por sí escasas habilidades de orador.

Tras un par de horas -en realidad una, o dos- fui parte del selecto grupo de recluta, que quedó seleccionado para ser parte de esta organización. Es importante resaltar que he omitido todo tipo de descripción de miedo en este relato, por qué? No lo sé, pero puedo asegurar que era lo que más colmaba o describía mis sensaciones en ese momento. Sin hablar, claro, de la terrible complejidad que atravesaba al ver expuesta o ver más bien, puesta en tela de duda o competencia, una de las gracias o habilidaded que creía yo dominar, ante muchas otras personas. Mi plus de ser una persona bilingüe era un requisito más en esta ola de personas, donde todas manejaban la lengua de Shakespeare (con terribles errores, claro está) con una fluidez que yo creía haber perdido hace ya unos cuantos ayeres. Sin embargo, el tiempo es fiel, y lo bien aprendido no se olvida. Terminé dándome cuenta, con ayuda del Señor, que esto era realmente algo que podía dominar, y con el paso de las semanas, el tipo que era callado, serio, y un poco inortodoxo para las ventas, se transformó en el chavo extrovertido que conquistó el primer rank y llegó en varias ocasiones a ser el Top seller. Dejé atrás esa imagen de chavo iluso y pedante,para convertirme en un buen vendedor, mamonsísimo, que tenía que vivir a flor de piel el contraste entre lo mejor de dos mundos, pues ganaba buen dinero, y mantenía una actitud pedante de ser niño rico, pero debía experimentar la sensación de trabajar y convivir con gente realmente humilde, saboreando entre mis actividades viajes diarios en el transporte público. De empezar mis viajes en Taxis, viví gran parte de mi vida laboral, tomando dos camiones para poder llegar a mi trabajo, así como caminar un par de kilómetros cuesta arriba, para llegar a la oficina…

cambios drásticos a mi modus vivendis es en realidad, lo mínimo que puedo decir para describir mi experiencia laboral…

La vida que viene y yo me voy…

No es secreto para nadie que una de las necesidades más básicas del ser humano es la relación humana. Para el ser humano, como tantos hombres han estudiado, las relaciones humanas juegan un gran rol en la vida, pues ayudan a forjar la forma en la que las personas se desarrollan en la sociedad. Y eso es lo que me trae al post de hoy. Las relaciones humanas.

Antes de que empiece a escribir, posiblemente, sin sentido, es importante que dé contexto de lo que me pasa y el porqué he llegado a esta conclusión…

Mi vida ha dado muchas muchas vueltas últimamente. Es bien sabido que yo suelo ser una persona muy melancólica, y eso se puede palpar en mis actitudes diarias.

Hace unas escasas semanas, si no es que días, terminé una etapa de mi vida, estudiantil, que jamás pensé que llegaría.Sé que tal vez sueno muy exagerado, pero la verdad es así como lo siento. En fin, terminé una etapa que se dividió en dos partes, la primera de un año, y la segunda de casi dos. Me envolví en una rutina de la que dificilmente pude salir, y tomé todo este periodo de tiempo como una realidad de la que nunca pude salir. Sin embargo, fue mi Creador el que me sacó de las nubes y la oscuridad y movió todo para que yo pudiera salir adelante, y mediante esto, muchas cosas pasaron. Tuve exámenes por los que me estuve preparando por años, tuve aventuras que estuve esperando por mucho tiempo, conocí personas nuevas, y me adentré en las vidas de otros. Inclusive llegué a formar una familia de amigos después de un largo periodo escolar, así como aprendí a discernir las compañías de otros y valorar a las personas. Todo esto mediante un solo periodo de la vida, y eso que no he llegado a lo más reciente…

Pasó el tiempo. Semanas de angustia, horas de desvelo, unión con los amigos y mucho desgaste. sin embargo, aunque pasaba tiempo en la calle y viviendo en sociedad, había algo en mi que toda vía no se arreglaba. Yo pensaba tenerlo todo. Una familia con quien contar, unos amigos inigualables, una escuela asombrosa, y una vida social escasa, pero lo suficientemente buena como para satisfacer simples y vagos momentos de ociosidad. La verdad es que aunque yo siempre he querido pretender que las cosas siempre están bien, debo admitir que no lo están. La vida nunca es perfecta, y creo firmemente que el propósito de ella es encontrar un balance. Y es debido a la falta de éste, la razón por la cual yo no he llegado a la plenitud que busco,

 

Puedo recalcar muchísimos ejemplos, pero creo que no hay uno más claro y preciso que el de la recepción familiar que tengo en relación a lo que me pasa día a día.

 

Desde chico he sabido apreciar y aparentar una vida común-. Aunque sé que mi familia no es precisamente la más perfecta y tradicional por el hecho de que falta un patriarca, he sabido llevar una vida hogareña ‘normal’ adelante.  Pero el tiempo y la vida han puesto caminos que no permiten que esa falsa idea de familia normal brille como un estrato de la realidad hogareña. cada día que regresaba a casa, cansado de una jornada intensa de estudio, cansado de un estrés y angustia constante por un reto que se acerca, cansado por un desgaste mental y físico por largas jornadas fuera de casa, usualmente recibía quejas acerca de las horas en las que me manifestabay sobre cuánto dinero había vuelto a gastar, ya que no nos encontrábamos en tiempos de estabilidad económica. Para mí ya no es un secreto o un tabú el decir que por muchos años viví con una falsa idea de que era un ser omnipotente que tenía en sus manos el mundo académico. Por muchos años, crecí con esa idea de que el fracaso no existe, y que los errores eran inadmisibles en una vida como la mía, puesto que estaba destinado a ser la imagen de un hombre que había partido ya hace más de nueve años de este mundo. Crecí con ese triste complejo de que el único propósito de mi vida era emular a ese hombre, aunado a un montón de falacias que sólo crearon en mí a un falso hombre que no tenía permitido cometer errores y aprender de ellos…

El mencionar esto me lleva a los duros y tristes choques que tenía cada vez que regresaba a casa, y lo difícil que fue superarlos. No miento al decir que cuando llegaba a casa buscaba por lo menos un cachito de lo que veía con otras familias, un poco de comprensión con respecto a la difícil etapa que atravesaba. Yo sé que quisa exagero mucho, como ya dije, en mi forma de contar mis experiencias, pero no hay palabras para describir el triste y fastidiante vacío que sientes al no obtener respuesta de lo que quieres en tu casa. Siempre crecí con la idea de que la casa era el centro social más respetado, y que no había excusas para sacarle la vuelta a la familia. Y es por eso que me costaba tanto llegar a recibir más críticas por un estilo de vida que me había costado tanto sobrellevar. Sé que soy una persona muy bendita y afortunada por llevar el ritmo de vida que poseo, pero soy también un humano. Un joven, crean o no, con defectos y sentimientos, y si había una sola cosa que yo quiería en todo este tiempo era EMPATÍA. Tan sólo una pizca. Un poquito. Porque  sobrellevar la vida que llevo no es fácil, y Dios sabe que si algo requiero no sólo es el apoyo económico, sino también el moral.

¿Sabe alguien lo mucho que me dolía llegar a mi casa cansado, de estudiar, de estar en la calle, de no dormir, como para regresar a casa y escuchar quejas? Quejas del dinero, de qe no había suficiente, quejas del trabajo, porque siempre hay problemas, quejas de los hijos, porque no son lo que los papásquieren, y peor, quejas de mí. Porque como de costumbre, la única razón por la que existo es pra generar más gastos en la casa. Cuándo hay tiempo para unas palabras de aliento? para unas palabras que me hagan sentir querido y con ganas de seguirle? no hay. Porque como de costumbre, soy yo el alucinado. El jodido que quiere vivir como rico. el pedorro que no tiene ni calzones pero bien qque anda en el mitote.y qué haces? Si como quiera ni es friega la que pasas… friega la de los albañiles. tu que… si hasta clima tienes.

 

y eso que no he llegado a lo de hoy.

 

el trabajo

Wut? Se nos viene el tiempo encima

Sí, estamos terminando Abril y sigo en otra galaxia.

No me la creo que estoy por acabar esto. Una etapa de la vida que llega a su fin… y yo no soy mucho de olvidar sólo por olvidar. Soy mega nostálgico, melancólico dicen algunos. Sólo sé que me gusta recordar, y añorar cuando puedo todos esos recuerdos que han formado el ser humano que soy hoy.

Hoy me siento y me pongo a pensar que estoy a escasos días de dar por terminado un ciclo escolar, de darle el último adiós a ese ritual estudiantil, a esa rutina que por más de seis semestres me ha forjado como un chavo centrado, quizá cerrado, confundido, pero con una visión clara y diferente de los demás. Hoy me siento a escribir y pienso en cada uno de los momentos que he pasado en esta etapa.No puedo llegar a aceptar que se acabó… y peor aún, hay una examen de ciencias exactas que es una violación, y llegará con su compañero, la prueba 2, a darme sin pena ni gloria. Y no me siento preparado.

En realidad, ¿cómo puede sentirse eso?

Díganme, porque cada vez que me enfrento a algo así, no me siento listo.

Hoy me miro al espejo, distinto al tipo que hace seis semsestres se vio.

y pienso si en verdad estoy listo para esto.

No quiero crecer, no quiero moverme más. Bueno en realidad,si… pero no me siento listo. ¿qué será de mi? ¿por qué tanto drama? ja,ja

Siempre hay preguntas

y a veces hay cosas que sólo no pueden ser explicadas

Redescubriendo Nuevo León: Semana Santa

Como de costumbre vacío mi cabeza en lugar de vaciar mi agenda llena de ocupaciones escolares (sí, sé que sueno dramático, pero en realidad sí tengo cosas que hacer). Esta mañana es especial, bueno, cada día es especial. Pero hoy es diferente. Para nosotros los católicos, hoy viernes se conmemora o festeja el viacrusis, muerte, condena, y flagelación de Nuestro Señor Jesucristo. Para nosotros los die-hard catholics, hoy es un día de luto; un día en el que estamos obligados a asistir a todas las celebraciones, y a enfocar nuestra mente, alma y espíritu a nuestro Señor, debido al gran camino que habrá de recorrer.

En muchas partes del mundo, los católicos recordamos este día a través de representaciones del calvario de Jesús. Todas esas terribles cosas que tuvo que atravesar nuestro Salvador antes de ser llevado al Calvario para ser crucificado. Creo que eso no tuvo nada de diferente a otros años, bueno, tal vez sí. Hoy no fui a la representación de la pasión, que se hace en cierta iglesia a la que siempre asisto. ¿por qué? Si no me conocieras, tal vez me juzgarías… Tal vez dirías: “oye, ¡es Jesús a quien matan! ¿Quién te crees que eres?” Yo respondería que no me creo nadie, en realidad me siento pésimo desde anoche que estuve en el Santísimo.

Como sabrán, y eso me lo digo a mi mismo, tengo severos rollos existenciales en mi cabeza que rara vez puedo hacer concretos para vaciarlos en alguna manera catártica. Como se podrán dar cuenta- y eso si es para ti, querido lector- he decidido crear un blog en donde sólo hable sobre mí y  mis maravillosos conflictos de identidad.

Regresando un poco a lo que escribí en el párrafo anterior a mi aclaración, me refería a una experiencia intensa anoche en la iglesia. Muchos no saben, pero mis consanguíneos son muy tradicionales en lo que refiere al catolicismo, y es por eso que seguimos la costumbre de realizar la famosa visita de los siete templos en el centro histórico de la ciudad. Caminamos junto con cientos de fieles por el primer cuadro citadino para visitar 7 distintas iglesias, conmemorando las veces que Jesús fue llevado con diversos mandatarios antes de su condena.

En fin, la  anoche mi cabeza funcionó de tal grado que en vez de vaciar todo mi vómito intelectual y transformarlo en oración y petición a Dios opté por admirar la belleza arquitectónica de cada uno de los lugares que visitaba. Sí… lo hice. Oh, y eso sin mencionar que aprovechaba la oportunidad de admirar todo el fenómeno antropológico que tenía a mi alrededor. Mmmmhhhm….

La verdad, verdad, verdad. Yo no creo que El Señor se moleste por esto. Anoche comentaba cómo yo creía que mi lado humano era incapaz en muchas ocasiones de llegar a la verdad o razón de muchas situaciones de la vida, que sólo Dios tenía esa capacidad de otorgarle un motivo a las cosas. Y que lo único que me quedaba como humano era poder dar una opinión o comentario, estando consciente de que era probable que yo no tuviera la razón… Algo similar me pasa con el comentario pasado. No sé si Dios se moleste o no por mi actitud de anoche -dicho sea de paso, le pedí perdón, no crean que me fui súper pedante- . Aunque creo que no hay problema con admirar las bellezas de su creación.

No lo sé.

En realidad, ¿a qué le puedo llamar ‘saber’?

hoy regreso al punto de donde partí. ¿En qué zona o dimensión me encuentro? ¿por qué derrepente ha llegado a mi vida una mascota? ¿me están queriendo decir algo? ¿Soy acaso el receptor resistente a un mensaje divino? ¿es acaso mi ego y soberbia lo que me tiene así?

No lo sé.

pura gente bien…

Esa frasecita de dos pesos ha estado en los medios locales recientemente, y yo cual esponja, no he dejado de escucharla.

Mi mente ha estado divagando mucho últimamente. No sé si es por la semana santa, que en mis intentos por vivirla diferente me ha estado consumiendo.

No he salido. Y honestamente no me siento en la necesidad de hacerlo.

La miseria humana y bajezas de mi hogar me mantienen atrapado a un lugar del que no puedo salir. La lucha interna entre el bien y el mal, la acción y la pereza se ha apoderado de un organismo que busca salir de un conlficto educativo. Los rastros de una caída no recuperada emergen de la obscuridad para hacerse presentes tras un año de debutar. Y así vivimos

No tengo muchas ganas de salir. Quizá el antro. El alcohol?

Si mi deseo es no ver a nadie, entonces qué pasa?

Olvidarme de mi realidad en conjunto sería la respuesta, opacada por un gran ruido con el que mi cuerpo se desgaste.

Será eso?

emulsificante

Tengo Miedo

No como Chavana.

esto es de verdad

me gustaría ir a desahogarme con alguien, contar con ese tipo de personas a los que llamas amigos cercanos,pero creo que ese no es mi caso. No sé por qué yo suelo ser del tipo de personas saco a los que llenan de problemas de los demás, Te respeto, te quiero y te escucho, pero cuando yo te hablo no me escuchas, parece no importarte lo que te digo. Y no se basa en una persona, creo que eso pasa con todo el que se relaciona conmigo….

Creo que es evidente que cuando más cerca estoy de mis sentimientos más melancólico soy, y lo reconozco.

Estoy embargado en mi soledad. No tengo a quien hablarle, no tengo quien me escuche. Bueno sí, Dios. En teoría Él siempre está para mí. No sé por qué no acudo a Él. y peor aún, no me siento con ganas de. De esas veces que te enfrascas tanto en ti, que prefieres olvidarte de todo y hacerte el sufrido. ¡Qué horrible es saber que tienes en quién confiar y que no quieras acceder a Él!

Es que hacerte la víctima es tan fácil

Pero ese no es el punto

LA razón del blog es el miedo

El miedo que me envuelve, el ansia me carcome

La espera me consume

my ordinary life

oh, mi querido blog… cuánto tiempo

Ahorita es de esos momentos en los que nada importa

donde te quieres quedar acostado, sentado o parado sólo dejando que el tiempo pase, sin que ninguna cosa en el planeta ejerza algún efecto sobre si.

Si bien he sido azorrillado últimamente por el hecho de que mis trabajos han sido enviados a muchas partes del mundo para ser evaluados, no trato mucho de pensar acerca de eso… Ahora siento que vivo en un mundo bizarro, paralelo y extraño. No sé dónde estoy… a veces…

Sí, de esas veces en que todo es relativo. De las veces que busco hacer algo malo pero no por hacerlo con dolo, sólo por hacerlo. En realidad, no sé si podría considerarse malo, ya que no hay un efecto negativo en nadie, ni siquiera en mí… al menos eso tengo entendido.

Quiero salir.

No sé si el azorrillamiento es lo que me trae perdido o es el viaje. Nuevas experiencias, de las que no hay salida… Wow

Todo culminó o se definió, más bien, hace unos 4 días… Desperté de un sueño intranquilo. De una semana en donde había estado durmiendo mucho, al menos más de lo acostumbrado, por ende me despertaba muy temprano, revisando mi iPod para ver qué hora era… En fin, uno de esos sueños conceptualizó mi abstracta ansia por el futuro en la forma más divertida que encuentro en el entretenimiento, la lucha libre. Todo ese sueño estaba basado en cómo me desarrollaba en el evento WrestleMania… Tenía unas ansias impresionantes… combinadas con miedo, emoción, adrenalina… wow

También tengo miedo o ansia de los MOCKS

Una parte de mí piensa que todo este proceso que se acerca y no hay modo de detenerlo será mi fin como persona… No es secreto para nadie, que entre broma y broma he llamado a esta espera como: el tiempo o la recta final para nuestras muertes… Es que, todo será tan diferente después de los exámenes… Hay unas emociones impresionantes en mi, cosas que nunca creí haber sentido antes. Me veo envuelto en la salida de una mediocridad y una esperanza. Un camino similar a un tunel, en donde salgo de mi mediocre ser para adentrarme a una nueva aventura, la edad adulta. No quiero… A veces sólo no quiero. No quiero que todo cambie, no quiero ser independiente, no quiero ser arrastrado por una fuerza superior e irrevocable, pero aún así me tienta esa idea. He probado algunos beneficios y rasgos y me está gustando… No sé si diría que me visualizo, porque no soy muy afin a verme en el futuro, pero creo que me gusta y no sé qué decir…

Soy un vómito intelectual, eres bienvenido.

SobrevIBO

Hola!

Sí, así es, si escribo esto es porque posiblemente sobreviví a la segunda parte de la faceta de entregas de trabajos. Uno de los tiempos con más estrés, característicos del tipo de bachillerato al que pertenezco.

La semana que terminó fue prueba de aquellas noches tormentosas, tardes duras y mañanas fuertes de trabajo y desvelo intenso. Se fueron los ensayos de literatura comparada, trabajos dirigidos por una pequeña perra enana.Y se fueron las investigaciones de chorromil palabras, comandadas por la perra gorda que se hace llamar coordinadora. Que por cierto, la muy pinche me sacó de una clase… la mamona me sacó por verme enviar un archivo  por mail mientras una ppt estaba en curso… osea, me desvié por dos minutos y la mujer me sacó… Un acto totalmente grosero y sin fundamentos… vaya poca pericia de mujer. pero en fin…

jaja

Como otra noticia relevante está el hecho de que Mitad y Mitad se está consolidando como el show del momento. Con frases como: “¡De hecho, Señor Chavana, de hecho!” y la reproducciòn del título de amor: MITAD Y MITAD, JUEGOS DE AMOOOORRRSSSSHHH”, el equipo comandado por Ernesto Chavana y Mario Vanzzini han sabido otorgar material que el público seguramente sintonizará. La ciudad de Monterrey ya se ha mostrada como fanática a este tipo de actos de controversia, y por el momento no aparenta ceder su lugar